Por “notable abandono de deberes”: Concejales de Conchalí formulan 60 cargos por faltas administrativas contra René de la Vega

Un grupo de concejales acusa al alcalde de obstruir su función fiscalizadora y no propiciar un control de los recursos presupuestarios, de acuerdo a los últimos informes de Contraloría. “Pareciera que al municipio no le interesa que los dineros sean utilizados de manera correcta”, señala uno de ellos.

Seis concejales del municipio de Conchalí presentaron un requerimiento por notable abandono de deberes contra el alcalde René de la Vega ante el Segundo Tribunal Electoral de la Región Metropolitana (TER). En el documento que respalda el trámite, acusan 60 cargos relacionados a materias laborales, administrativas y presupuestarias.

La actual gestión alcaldicia ya había sido cuestionada anteriormente tras conocerse un informe emitido por Contraloría General de la República (CGR), en febrero último, donde se solicitaba tomar medidas respecto del control financiero y presupuestario para establecer el correcto monto de los ingresos que mantiene.

Dichos antecedentes motivaron la presentación de esta acción en la que los concejales acusan incumplimientos en las instrucciones emanadas desde CGR, contenidas no solo en el informe antes citado, sino en informes finales de auditoria o investigaciones especiales de años anteriores.

Los cargos detallados en el documento apuntan a funciones incumplidas por De la Vega, en cuanto a instruir fiscalizaciones de las unidades de control, pero además de obstruir las labores del concejo municipal, transgrediendo las obligaciones impuestas por la Constitución –indica el escrito- y causando daño al patrimonio de la municipalidad.

En el detalle, el requerimiento hace mención a infracciones como “eludir la aprobación del Concejo Municipal en los casos en que la ley lo exige; no informarle en los casos que la LOCM (Ley Orgánica Constitucional Municipal) lo ha ordenado; el incumplimiento o el retardo en las respuestas a las solicitudes formuladas por el Concejo o los concejales”.

Sobre las normas que regulan la probidad administrativa, refiere a aspectos de control interno, como haber constatado que la Municipalidad de Conchalí no cuenta con un detalle o análisis de las cuentas contables. Esta situación fue corroborada por la coordinadora del Departamento de Contabilidad y Presupuesto de dicha entidad, quien expresó que este no existía, a noviembre de 2020.

Respecto a las auditorias de la CGR, se incorporan las irregularidades detectadas en cuanto al uso de los recursos utilizados para el pago de cotizaciones previsionales y de salud, en la corporación municipal de Conchalí de Educación, Salud y Atención a menores (Coresam). Además de incumplimientos de otorgamientos de permisos de edificación que fueron informados en 2018.

El alcalde René de la Vega había sido advertido por la II Contraloría Regional Metropolitana sobre la inexistencia del detalle y/o análisis de la cuenta contable «Ingresos por Percibir», hace ya cuatro años, sin que durante todo ese período se hayan adaptado medidas o actos destinados a corregir y prevenir futuras observaciones”, indica el requerimiento.

Esto se suma a la solicitud que hicieron en febrero pasado el diputado Boris Barrera (PC) y el director de la Corporación Municipal de Conchalí, Víctor Hugo Pérez, a la CGR, para que se investigara el uso indebido de recursos de la Subvención Escolar Preferencial (SEP) para otros fines, como es el pago de remuneraciones y confección de mascarillas, entre otras.

Concejales firmantes

Los concejales acusan que la última auditoria hecha por Contraloría fue “bastante lapidaria”. Una de ellas, Grace Arcos (PC), quien va a la reelección del cargo, señala que varios oficios presentados para fiscalizar debidamente la gestión de los programas no han sido contestados de manera oportuna, lo que se ha convertido en una traba para mantener el control de los presupuestos. “Yo trato de sistematizar las solicitudes que tengo, estas no han sido contestadas o si lo son, no han sido en la línea. Por ejemplo, Secplac (Secretaria Comunal de Planificación Comunal) debe informar al concejo semestralmente al menos del cumplimiento de los programas, eso no es que no se haga nunca, sino que hay una falta reiterativa porque finalmente se retrasan o finalmente no se entrega. Puede ser que el último semestre lo hayan entregado, pero para atrás no es reiterado”, explica.

Y agrega que hay cargos que se mantienen en una línea de desprolijidad, situaciones que deben ser investigadas por el TER para determinar si efectivamente el alcalde incumple con sus deberes.

La concejala Maruja Guajardo (PS), quien no va a la reelección, agrega que existen situaciones relacionadas con la Corporación que atiende a colegios, consultorios y el área de infancia y juventud, en las que se han identificado irregularidades. Asegura, además, que el requerimiento responde a temas técnicos y no políticos, a la vista de los informes de Contraloría. “Pareciera que al municipio no le interesa que los dineros sean utilizados de manera correcta”, sintetiza.

A los testimonios anteriores, se suma la opinión del concejal Rubén Carvacho (UDI), quien manifiesta que esto se ha traducido en un detrimento económico serio para el municipio. “Se dejaron de financiar programas que eran propios de la municipalidad dirigidos a estudiantes y a otras escuelas, eran becas estudiantiles. La Casa de la Mujer también tuvo problemas para continuar durante el año”, dice. Y respecto a temas laborales indica que “en la municipalidad existen, en promedio, 40 trabajos. (Y) por diversas razones, durante los últimos dos años no se ha llamado a concurso, no se ha hecho nada con ellos, siguen vacantes estos puestos, en distintas áreas, administrativas. Es decir, no tenemos una dotación completa”, concluye.

René de la Vega: «Los vecinos y vecinas saben que esto es un manejo político»

Contactado por este medio, el alcalde René de la Vega defendió su gestión, asegurando que los cuestionamientos responden a «acusaciones que no tienen asidero», agregando que es «lamentable ver cómo la política sucia sigue intentando engañar a la gente, pero los vecinos y vecinas saben que esto es un manejo político que busca enlodar una gestión exitosa»

«Estas acusaciones infundadas buscan tratar de intervenir en los procesos electorales, realidad que muchos alcaldes que van a la reelección están viviendo en estos momentos y que, en el caso nuestro, es una clara señal de su desesperación ante una gestión que ha sido notoriamente más eficiente que las anteriores», concluyó.

CERO ANESTESIA TV