Botilleros de Conchalí piden extender plazo para regularizar patentes por exigencia municipal

Una preocupante situación viven por estos días los más de 140 botilleros de la comuna de Conchalí al enterarse -hace una semana- que existe el riesgo de quedar sin patente municipal a contar del 1 de febrero. Si bien, hace meses venían intentando regularizar la situación, también aducen negligencia y exceso de burocracia en el proceder de la Municipalidad respecto al tema.

Y es que el pasado martes 24 de enero, en una comisión jurídica de la Municipalidad, los funcionarios pudieron analizar una respuesta de Contraloría General de la República, en donde se manifiesta que «conforme se ha concluido, en el dictamen N° 10.641, de 2015, entre los permisos exigidos por leyes especiales, se encuentra la recepción total o parcial de la edificación en la que se ejerce la actividad gravada con patente» y que además concluye indicando que «en conformidad con la normativa y jurisprudencia citada, no resulta procedente someter al proceso de renovación de las patentes de alcoholes a aquellos contribuyentes que no acrediten oportunamente el cumplimiento de los
requisitos para ello (aplica criterio contenido en los dictámenes N°s. 48.690, de 2015, y 3.684 y 62.929, de 2016).» incluyéndose así los trámites que aun mantienen pendientes los Botilleros.

Revisa el dictamen aquí

¿Por qué los Botilleros aun no pueden resolver su situación?

La problemática nace a partir de la exigencia de la Recepción de las edificaciones en las que operan las botillerías. Según palabras de los propios botilleros, existen muchas realidades diferentes, desde una ampliación que durante años, nunca se declaró en la Dirección de Obras Municipales (DOM) y en la Dirección de Administración y Finanzas Municipales (DAF) o realidades más insólitas, como que la patente histórica fue otorgada para un terreno que hoy es declarado como área verde en el nuevo plan regulador de la comuna, generando así una imposibilidad de renovación.

Todo lo anterior ha provocado que la regularización del trámite haya sido durante meses una complicación para todos los comerciantes afectados, sin considerar los gastos emocionales, psicológicos y económicos en los que han incurrido para cumplir con los plazos y con las formas, teniendo que pagar en muchos casos a Arquitectos privados para sacar adelante el trámite.

Consecuencias e implicancias de las no-renovaciones

La Concejala Marjorie Melo quién también es parte de la Comisión de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Conchalí nos cuenta a Cero Anestesia que «esta situación se viene arrastrando desde inicios del 2021 y que perjudicará directamente a 146 botilleros, imposibilitando su fuente laboral y sustento, con las familias y trabajadores que hay detrás.» Así mismo, nos indica que «generalmente, cuando las patentes no son renovadas pasan a remate, generando una pérdida irreversible y un daño directo a los comerciantes que por años se han sostenido económicamente».

Movilizaciones en las afueras del Municipio

El edificio consistorial amaneció hoy lunes 30 de enero con jabas, pancartas, tapas y botellas de los comerciantes de patentes de alcoholes. Se están reuniendo y organizando para próximas manifestaciones. Lo único que piden es un poco más de tiempo y facilidades para cumplir con la ley.

CERO ANESTESIA TV