«A TI NO TE SALE, CÁLLATE»; La comparativa Viñuela – Camiroaga

Tal como reza el meme de Drake & Josh, donde Helen desacredita a Josh por intentar copiar una de sus frases sin tener el efecto esperado, aplicamos el «A ti no te sale, cállate», a la barbarie cometida por José Miguel Viñuela, donde cortó el cabello de uno de los camarógrafos intentando hacerse el gracioso.

Hecho tendencia, que marcó la jornada de ayer en redes y que ciertamente intenta desviar un poco la atención de lo ocurrido en la cámara baja.

Así mismo, el acontecimiento se asimiló a los chascarros de «san» Felipe Camiroaga. Esta (banal) discusión, fue centrada en equiparar este acto de completa invasión al espacio personal, abuso de poder, acoso laboral y humillación pública ante los grandes momentos televisivos que nos regaló el fallecido conductor.

En los videos del recuerdo, se lográ apreciar una empatía y amistad con quienes participaban de sus locuras; de igual forma, nos hace pensar en que todo el contexto (orquestado o no), era parte de un juego, dejándome en completo desacuerdo con la ex compañera de ambos animadores, Kathy Salosny, que salió a en defensa de Viñuela haciendo la comparativa a la inversa y exonerándolo por querer marcar rating.

El breve momento, dejó tensión en el estudio y molestia absoluta de parte de los televidentes y claro, del sindicato de trabajadores del canal, que seguramente ya tienen en lista negra al «simpatiquísimo» animador. Por parte de la señal privada, se pidieron disculpas públicas mediante un comunicado en que se desmarcan del hecho y esperan no se vuelva a repetir.

«El Jose» como lo llama gente muy fuera de onda, también tuvo que pasar al frente de la pizarra y pedir perdón a todos sus compañeros mediante la lectura de una misiva que abarcó los primeros minutos de programa, carta que por cierto, no parece de su autoría.

Lo mejor de este «momento país», es la inmediata reacción de quienes ya no esperan que la misma televisión arcaica y sin escrúpulos siga pasando desapercibida ante la infinidad de abusos que viven sus trabajadores. Y respecto a Camiroaga, ciertamente sería igual de condenado para no tener el tino de contextualizar el momento que vivimos y hacer sus bromitas televisivas, pero dudo de este hipotético caso, a sabiendas que posiblemente el error que le costó la vida, fuese dar la cara por quienes no la pueden dar.

 

CERO ANESTESIA TV